2011002. Me llamo Pere, soy hombre y concilio (o lo intento).

La conciliación familiar parece cosa exclusivamente de mujeres. Como nos quedamos sin pensiones hay que hacerlas productivas, con algunas concesiones a la maternidad. Pero esto sí, los hombres 15 días y de nuevo al curro. Pues no, algunos hombres pensamos que esto de la conciliación se hace de otra manera, y reivindicamos un papel activo y un reconocimiento en este proceso de transformación social.