2012004. De Babson a Castellterçol: la pagesia emprenedora

Amb una colla d’amics estem repensant nous models d’accés a la terra per persones que es volen dedicar a la pagesia i a la ramaderia, i que no disposen d’una propietat. Aquest model està desenvolupat a altres països com per exemple a França amb Terre de Liens i a Canadà amb FarmStart. Ens preguntem per què no podem fer a Catalunya alguna cosa similar, i anem trobant respostes a aquesta pregunta, però no defallim.

La darrera reunió va ser a la masia La Ginebreda, on en Dirk Madriles i la seva dona Mireia gestionen l’explotació EcoXai. La meva aproximació al món rural és totalment amateur i no exempta de romanticisme, i em vaig quedar parat de la quantitat de competències i coneixements que cal dominar i dels paral·lelismes que hi ha entre el món rural i el industrial, i encara més en una explotació ecològica com aquesta. N’esmento només algunes:

a) La nova pagesia-ramaderia ha de tenir competències en gestió de la producció d’un ramat de 250 bèsties i dels conreus de les pastures que les alimenten. Les ovelles no es queden prenyades quan un voldria; els xais tenen una mortalitat del 10% i de vegades són bessonada; de vegades són les mares les que moren i cal alletar-los amb biberó; i tot plegat mirant de tenir temps per fer vacances en algun moment de l’any.

b) Com que en aquesta cas és una explotació ecològica el ramat menja ecològic i local, i què millor que el farratge de les 25Ha de la pròpia granja? Per tant cal també saber fer anar el tractor, saber quan sembrar, tenir clar el cicle de la lluna, acceptar que ni la sequera ni les pluges són previsibles, i finalment cal tenir competències en negociació per establir la disponibilitat i el preu del lloguer de les màquines segadores perquè la demanda d’aquestes és puntual i molt estacional.

c) Conèixer i gestionar les oscil·lacions dels preus de venda en funció de l’oferta. Quan un empresari inunda el mercat amb xai de Polònia -de gust i qualitat ben diferent-  el preu baixa en picat. A més, la qualitat fa que el que abans era un producte gourmet -el xai- sigui avui un producte similar al porc. L’empresari està cavant la seva pròpia tomba i de pas la de tots els ramaders del territori.

d) Aprendre a treballar com a empresa xarxa unipersonal coneixent els diferents canals de venda i xarxes vinculades a la producció ecològica amb iniciatives com el km. zero o la distribució online, tot combinat amb les competències TIC necessàries per gestionar-ho i la baralla diària amb les mancances d’accés a la xarxa de telecomunicacions de la masia.

e) Gestionar com a eina de màrketing els atacs del llop i la recerca de pistes del seu pas -a la recerca de la tifa fresca- per tenir dret a l’assegurança. Sí, el llop de pasqües a rams baixa al Moianès i ataca els ramats, i pel que sembla té un paladar de gourmet perquè prioritza en la seva alimentació el xai ecològic. Aquesta gestió inclou el tracte amb els mitjans de comunicació per aconseguir un cert equilibri entre la informació sobre l’atac i la publicitat de l’explotació.

Quina és l’emprenedoria i la gestió empresarial que s’ensenya a les universitats i escoles de negoci? Si jo fos en Dirk i busqués una font extra de finançament muntaria una setmana intensiva per estudiants de ADE o de màster d’ESADE entre tifes d’ovella i mastins del Pirineu aprenent tot el que comporta gestionar una empresa innovadora com aquesta. Quant paguen els estudiants per un curs en emprenedoria d’una setmana a Babson?  5.000€? Estic segur que amb 6 setmanes l’any de 10 places, 1.000€ per estudiant, allotjament i menjar (ben bo) en Dirk diversificaria el seu negoci i ajudaria a humanitzar el món dels negocis.  

2010015. ¿Puede una tienda abrir sólo 4h a la semana?

Las personas innovadoras tienen ideas que van en contra de la tendencia general, que no por ser de muchos es necesariamente la más acertada. Estamos acostumbrados a ver cómo los comercios alargan sus horarios de apertura más de 12h al día e incluso en festivos. Pero sabéis que hay otros que sobreviven  abriendo sólo 4h a la semana. Cuál es su secreto?

Veremos cómo innovaciones en el modelo de distribución permiten que una pequeña cooperativa de comida ecológica pueda hacerlo. Idealmente una tienda tiene que estar abierta el máximo tiempo posible para absorber la máxima demanda y amortizar el coste del local.  A nadie se le ocurrirá decir a los clientes que tienen que venir a una hora determinada, porque creen que en este caso el cliente se irá a otro proveedor con más facilidad de compra.

Sin embargo, el cliente puede pensar diferente: por qué tengo que soportar yo el coste de la apertura de la tienda durante 50h a la semana, si sólo la uso 30 minutos? Si realmente nos organizásemos, el dependiente podría trabajar menos horas y yo obtener un coste más bajo, no?

En el caso de una de las cooperativas de consumo ecológico de Sant Cugat la “compra” se realiza los jueves y viernes de 19 a 21h exclusivamente.  Parte del trabajo se realiza de manera asíncrona (en casa se rellena una hoja excel con el pedido y se envía por email), los trabajadores de la cooperativa se abastecen y preparan el pedido y este se pasa a recoger por la tienda en estos dos horarios.

La tienda-almacén se comparte con otras cooperativas de consumo ecológico, y los socios pagan 30€ al mes por el local, los trabajadores/as y el servicio. El consumidor paga el precio de coste de los productos, claramente mucho más económico que el de cualquier otra tienda, siempre que haya un mínimo consumo que compense los 30€ de cuota mensual.

Con 100 socios la cooperativa ingresa 3.000€ al mes, lo que da para pagar un local-almacén y unas cuantas horas de trabajo desvinculado de la atención al público. Cierto es que este servicio no está incluido en el precio, pero el socio de la cooperativa está informado, sabe lo que busca, y sabe quién se lo vende. Periódicamente se realizan asambleas para verificar la “calidad” del sistema y facilitar la relación y la vocación social de la cooperativa.

No es interesante el modelo? Se podría extrapolar a otros sectores? Cuántas horas permanecen algunas tiendas ociosas entre semana o en horas laborables, concentrando el negocio entre las 17 y las 2oh de cada día y especialmente los sábados? No tendría más sentido estudiar alternativas como las que plantea esta cooperativa?

Cuál puede ser realmente el problema? Que el coste de los locales es muy superior al del salario de las personas que trabajan, de manera que lo que realmente hace falta es el ratio de ocupación de local por parte de los compradores, llegando al extremo de prescindir de las personas -como las máquinas de vending- o de pagarles el mínimo posible con lo que el trato con el cliente se resiente. Ya vimos cómo están despareciendo los barberos porque no pueden costearse el local si no es de herencia familiar.

Si consiguiésemos invertir esta tendencia, si lo que tuviera valor fuese las horas de contacto clientes-vendedor, y no clientes/m2 de local, tal vez todo sería diferente.

La imagen es de www.gonaturalorganicfood.com 

2010009. Vender el alma al diablo, reinventarse o morir

Un año más me han invitado a participar en el seminario sobre Organizaciones Sostenibles de la UPC que forma parte del máster de sostenibilidad impartido por esta universidad. Ya comenté en este post el caso de Teixidors, y en este el caso de  Trèvol como ejemplo de empresas con alma, o transformadoras. Empresas que nacen de la visión y el empecinamiento de una persona para dedicar su jornada laboral a mejorar el mundo en que vivimos en algún sentido.

La cooperativa Hortec es uno de estos ejemplos, y nos plantea un caso interesante de discusión. El producto de Hortec -reza su web- son las  “Frutas y verduras de cultivo ecológico”. Es una empresa que nació hace casi 20 años para agrupar a agricultores que se habían pasado al cultivo ecológico y que vendían sus productos a los propios socios y a militantes que creían sobretodo en los beneficios que suponía para el planeta comer sano, ecológico y local.

Con el tiempo, la agricultura ecológica se ha introducido en la sociedad -en la clase media alta- y a este nicho de neohippies se les han unido (o sustituido en los casos más puristas) personas que están más interesadas en primer lugar en comer sano y algo menos en el medio ambiente.

A diferencia de los primeros clientes este nuevo mercado antepone el diseño y estado de las piezas de fruta a su certificación, y la variedad durante todo el año a la estacionalidad que se le supone al cultivo ecológico. Empresas como Ecoveritas abren supermercados con productos ecológicos dirigidos a este segmento poblacional, y pequeñas cooperativas locales como La Civada de Sant Cugat vuelven a los orígenes que un día dieron la idea de Hortec y son el refugio de la segunda generación de neohippies puristas que no quieren entrar en el juego de los grandes mercados mayoristas tipo Mercabarna.

Qué camino debe escoger ahora Hortec? Por un lado debe decidir si se decanta por alguno de los dos clientes, el que piensa sobretodo en el planeta y el que piensa en él o ella misma. Este nuevo mercado le obliga a entrar en el juego de prescindir del producto de proximidad y estacional, aprovisionarse vía Mercabarna incurriendo también en costes energéticos de transporte.Y esta opción le obliga a competir con la exportación -que paga mejor- y con cadenas como Ecoveritas. La producción propia de Hortec cada vez será menor convirtiéndose en un mero distribuidor. Esta opción representa venderse al diablo.

Tal vez puedan pensar los miembros de la cooperativa (una voz, un voto) que la demanda que impulsó al creación de Hortec en su día está cubierta hoy por estos dos tipos de organizaciones (los supermercados y las cooperativas locales) y que su modelo no tiene ya sentido. En este caso lo más sensato sería morir.

Pero también puede buscar alternativas a ambas opciones sin traicionar sus principios. Comparado con el supermercado (como pasa con el comercio tradicional) Hortec dispone de un profundo conocimiento sobre las técnicas de cultivo ecológico y local que es uno de sus activos más importantes. Este conocimiento se gestiona en Hortec mediante la creación de la ADV

La ADV HORTEC se constituyó en 1993 como una sección de la cooperativa con el objetivo de dar asesoramiento y soporte técnico sobre protección de cultivos, fertilización, material vegetal y otras cuestiones agronómicas, a los socios de la cooperativa dentro del ámbito de la AE.

Dispone también de conocimientos en el proceso de distribución de fruta y verdura fresca (a diferencia de la de cámara) que puede interesar a las cooperativas locales para negociar sus excedentes. Estas pueden conservar su purismo local vendiendo los excedentes a través de Hortec.

Y finalmente existe un mercado no explotado todavía como son los comedores escolares que es el proyecto en el que Hortec está entrando (según su web).  Este mercado es -aunque sería lo deseable- difícilmente explotable por las cooperativas locales por las dificultades logísticas y administrativas, y no es asumible por las cadenas de supermercados que no entran en este terreno porque no deja margen suficiente.

Además, es una estrategia de futuro ya que los niños de hoy serán consumidores de mañana. Esta es la opción de reinventarse, que afortunadamente es la que parece que han tomado.