2008013. Más sobre TT, los impuestos y la propiedad de IPR

Leo en USA Today una interesante entrevista a CEO Rich Templeton de Texas Instruments sobre la tranferencia de tecnología y cómo esta empresa colabora con la universidad, así como algunas opiniones sobre China, India, etc… Destaco este párrafo:

Q: When universities make a lot of money licensing patents, isn’t there a danger that they will focus only on blockbuster ideas with commercial applications at the expense of fundamental research that produces no revenue?

A: A greater loss would be the competitive advantage we have in this country, great research universities. I really don’t think this is an issue. Universities tend to be pretty independent. Go spend time at a roundtable with researchers, Ph.D.s and Ph.D. students. These are pretty independent-minded people, to say the least. It’s not commercially driven, at least not what I’ve seen. That creativity and independence is strong and healthy.

aunque no estoy muy convencido de que esta evolución sea la que observo en España. De hecho, el motivo de este posts no es la entrevista en sí sino los comentarios a la misma. Me resulta interesante destacar el siguiente:

xcon wrote: 5/19/2008 3:56:37 PM

Citizen Anon wrote is right on the money;

‘ This is just another way corporations, large foreigner owned or controlled businesses (which “american” companies are not these days) are simply funnelling tax payer dollars into their individual wallets. They pitch this propaganda to the American public and give some stipend snifle back to appease us, while they walk away with the huge majority of wealth… the public should benefit from innovation that they largely fund. Patents owned by universities that receieve tax dollars should be patents owned by the people that truly paid for them. “Commercializing” so that only these big corporations benefit is just theft in so many degrees.” yup, ANYTHING developed from these ‘relationships’ should be available as public knowledge for ALL to use. no patent rights in any form.

Creo que no hemos llegado todavía a estos niveles de exigencia a las universidades, de momento el objetivo es comercializar tecnología algo que todavía está por ver. La existencia de un primer ‘pelotazo’ mal gestionado por parte de alguna universidad (en que la empresa se lleve la mayor parte del beneficio generado a partir de impuestos de los ciudadanos) puede dinamizar este proceso.
Está claro que las universidades (públicas) no pueden o no deberían ‘regalar’ la tecnología a coste cero porque estarían cometiendo una ilegalidad favoreciendo una empresa con el dinero público sin contrapartidas. Es más, si por encima de cierto valor de licitación de servicios hay que hacer publicidad y concurso público, por qué no se tiene que hacer para ceder una patente? Entiendo que el caso de la licencia es diferente, pero la cesión de una propiedad de la administración debería buscar al mejor postor, y en estos momentos se cede o licencia a la spin-off que la ha generado.

En todo caso no dudo que la tendencia marcada por esta respuesta al artículo llegará más pronto que tarde a nuestros países donde la TT está en desarrollo todavía.

Y hablando de ‘abrir’ patentes, si bien las universidades podrían hacer algo al respecto, son las empresas las que han decidido impulsar iniciativas de abrir las patentes como esta de Intel y otros para favorecer el desarrollo de WIMAX, o esta de openinventionnetwork para el software libre en la que participan la mayor parte de grandes empresas de IT.

2008012. Ayudas a la valorización CIDEM Catalunya

Durante los últimos 10 años se ha insistido en la política de creación de empresas de base tecnológica como herramienta de transferencia de conocimiento en el canal push, desde los resultados de investigación a la sociedad con un enfoque de oferta. El otro canal, el pull sería el de la demanda y se corresponde en gran medida con proyectos de I+D contratada por parte de las empresas. Aunque esta separación no siempre queda clara fue un primer paso en la apreciación de que había vida más allá de los proyectos de I+D clásicos ciencia-empresa.

Tras unos cuantos años y unas cuantas spin-off que nunca se deberían haber creado ya que la licencia era la vía más adecuada aparece en España la figura de la transferencia vía licencia de propiedad intelectual desde los generadores de conocimiento. En España algunas entidades como Genoma España (Fundación para el Desarrollo de la Investigación en Genómica y Proteómica) financian proyectos de I+D a cambio de royalties en la comercialización de la IPR generada para generar una cartera tecnológica propia.

Otras iniciativas las ofrece por ejemplo la Universidad de Barcelona con su programa de PRoyectos de Valorización y que cuenta con la financiación del Banco Santander.

Las dos iniciativas anteriores se focalizan en el sector bio-farma-química. El CIDEM, entidad de apoyo a la empresa de la Generalitat de Catalunya (desde hace poco fusionado en la agencia ACC10) ha abierto recientemente una interesante convocatoria de proyectos de valorización abierta exclusivamente a generadores de conocimiento (universidades, centros tecnológicos, centros de investigación, fundaciones…) sin ánimo de lucro (quedan por tanto fuera los centros tecnológicos con ánimo de lucro, que los hay).

La idea  (la primera de las tres líneas de subvención) es que los generadores de conocimiento presentan proyectos que en caso de ser aprobados pueden recibir hasta el 100% del presupuesto subvencionable a fondo perdido. No se admiten ni proyectos de investigación ni de comercialización, se trata de una ayuda para pruebas de concepto y desarrollo de prototipos pra superar el gap entre el final de la investigación financiada por organismos de investigación y el principio de la creación de empresa.

El resultado del proyecto será un producto que podrá ser licenciado por el generador de conocimiento a una empresa consolidada o a una de reciente creación, entrando en juego las ayudas clásicas de creación de empresa (Capital semilla, Neotec cdti,…). No se precisa que haya una empresa interesada (a diferencia de PETRIs y similares) sino más bien al contrario, un sector pero no una empresa concreta.

A diferencia de Genoma España en este caso la administración no se queda con royalties ni espera retorno alguno. No conozco en España iniciativas similares. Si sabéis de alguna por favor me lo decís. Podéis encontrar la documentación del programa aqui (en catalán, se supone que es para entidades sin ánimo de lucro que generen conocimiento y que tengan sede y operen en Catalunya).

2008011. Ciencia, Transferencia de Tecnología y Desarrollo

A menudo tenemos tendencia a creer que pertenecemos al entorno de países económicamente desarrollados. Y aunque en muchos aspectos podamos codearnos con otras regiones europeas, en Transferencia de Tecnología nos queda todavía un largo camino que recorrer.

Al hilo de este comentario quiero presentaros este interesante blog SDN (Science and Development Network) y en concreto este post por dos motivos: el primero por entender el papel que la ciencia y la TT puede ayudar a regiones en desarrollo y por otro para dejar constancia del punto que he comentado en el párrafo anterior.

El blog SDN está promovido por una ONG del mismo nombre ubicada en el Reino Unido que…

SciDev.Net – the Science and Development Network – is a not-for-profit organisation dedicated to providing reliable and authoritative information about science and technology for the developing world. Through our website www.scidev.net we give policymakers, researchers, the media and civil society information and a platform to explore how science and technology can reduce poverty, improve health and raise standards of living around the world.

Se trata de una interesante plataforma-red que une los esfuerzos de muchas personas para dar el salto de la (barata para los países ricos) ayuda al desarrollo hacia el desarrollo autónomo de estas regiones basado en sus capacidades. Además del blog contiene abudante información sobre el impacto de la ciencia y tecnología en el desarrollo, y todo como no con licencia Creative Commons. Seguro que hablaremos más de ella en otros posts.

El post en concreto al que me refería habla de la estrategia que deben seguir las universidades de estas regiones para ayudar al avance de la economía local. Las recetas a aplicar son estas:

1) Developing nations must strive to build first-rate universities — including at least one world-class institution — capable of providing training and research not only in scientific disciplines but also in science and technology management.

Si miramos los rankings internacionales de universidades de lo primero no podemos presumir precisamente, y lo segundo todavía no existe, sólo algunos intentos recientes como este máster en Barcelona sobre Liderazgo y Gestión de la Ciencia.

2) It is also critical to establish research units and centres of excellence within university departments and faculties to strengthen the links between education and research. The ultimate goal should be to nurture a culture of excellence within universities.

Excelencia sí pero no para todos los temas! Estamos en ello. Seguimos con redefinición del curriculum, orientación a la demanda e internacionalización…

3) Universities must also reorientate their curriculum, at least in part, towards demand-driven science. They must, at the same time, encourage stronger ties with international science institutions both within their region and beyond. This is especially true for sub-Saharan Africa, the world’s poorest region and the one with the lowest scientific capability.

Y finalmente:

4) Developing countries must also encourage internal technology transfer — from universities to the private sector — by creating incentives for researchers to apply their knowledge to technological and policy innovation. Strategically, this means changing universities’ culture from institutions that exist apart from their societies to institutions that are integral to them. Tactically, this means creating such mechanisms as technology transfer offices within universities.

No os suena a música conocida? Cuántos años hace de la existencia de las OTRIs en universidades españolas? Y del cambio de cultura mejor no hablar…

Espero que la reflexión que he hecho en el primer párrafo la entendáis mejor ahora.

2008010. TT y Europe’s Science Cities

Leo en el siempre interesante blog de Naider (o de hecho en el boletín diario de noticias) una breve exposición sobre Europe’s Science Cities set out their stalls. La propuesta es posicionar las ciudades como referente en ciencia e innovación haciendo participar a todos los agentes (sea en modelo triple hélice o sucedáneos).

In 2005 the Government defined Science Cities as “those with strong science-based assets – such as a major university or centre of research excellence – which have particular potential …[to] attract a critical mass of innovative businesses and become drivers of regional growth”.

Six Science Cities have been announced to date (Manchester, York and Newcastle in 2004; Birmingham, Nottingham and Bristol in 2005). Their aim is to develop city-based strategies to exploit centres of world-class scientific research. This will be achieved by, among other things, developing policies on knowledge transfer, business support, skills, infrastructure, and communication links. These strategies will also promote a closer partnership between RDAs, city government, local businesses, and the research base.

Reconozco que es un modelo en el que no he trabajado, pero que me permite hacer algunas reflexiones sobre el concepto de Parques Científicos y Tecnológicos e Innovación Abierta y la oportunidad de transferencia de conocimiento que supone.

Los parques -entornos físicos donde se concentran empresas, investigación y impulso de la administración para crear sinergias y valor (inmobiliario y de valor añadido)- que se ubican en el extrarradio de las ciudades tienen la ventaja de disponer de espacio para ubicar grandes empresas pero desventaja de que las personas se desplazan para ir al trabajo desarrollando dos universos, el profesional y el personal.

Los parques urbanos como el 22@ de Barcelona se generan aprovechando remodelaciones urbanas y concentran en un mismo entorno ocio y trabajo. Los encuentros casuales -en la escuela recogiendo a los niños, en la tienda, en el bar o parque- crean relaciones de mayor valor añadido que las que se pueden generar en la cafetería del parques extraurbano.

La ciudad -como en el caso de las británicas- puede liderar grandes proyectos impulsados por la administración como primer comprador (compra pública) y demostrador de tecnología, y puede actuar como laboratorio viviente (living labs).

Los Living Labs son entidades Público-Privado (PPP- Public Private Partnership) donde empresas, organismos públicos, centros de búsqueda y ciudadanos se involucran, mediante el impulso de la Sociedad de la Información, en el proceso de innovación co-creando y validando tecnologías, plataformas, productos, servicios, y modelos de negocio en entornos y contextos reales y cotidianos.

Los Living Labs suponen una apuesta por mover la experimentación también fuera de los laboratorios hacia entornos reales y con la participación de los ciudadanos. El concepto de Living Labs nos habla de innovación abierta, incrustada en su entorno social y en el tejido de profesionales y SMEs que lo conforman en contraste con la innovación hecha y en y desde los laboratorios de I+D de grandes empresas y universidades.

En todo caso, las iniciativas de redes de innovación, ciencia y tecnología son impulsadas en general por uno de los motores de la triple hélice, la administración. Cuándo veremos una asociación de innovadores que funcione en red? O cuándo una de empresas de base tecnológica? Para la primera, INFONOMÍA y su red de innovadores es una referencia que se replica en otros lugares de Europa. Para la segunda, por ejemplo podéis encontrar en Linkedin el grupo Barcelona High-Tech & Clean-Tech Start-ups aunque todavía está por ver que sirva para algo.

Por cierto, existe en Linkedin también un grupo de profesionales de la Transferencia de Tecnología liderado por Didier Leconte.

2008009. IRCnet: tienen sentido las redes impulsadas por la administración?

Uno de los instrumentos que en los últimos años más éxito ha tenido en la transferencia de tecnología es la red Innovation Relay Center (IRCnet, este link puede dejar de ser operativo), que actualmente se ha fusionado con otras dos iniciativas bajo el paraguas del programa Enterprise Europe Network.

The mission of the IRCs is to support innovation and transnational technological co-operation in Europe with a range of specialised business support services. IRC services are primarily targeted at technology-oriented small and medium-sized enterprises (SMEs), but are also available to large companies, research institutes, universities, technology centres and innovation agencies.

The first Innovation Relay Centres were established in 1995 with the support of the European Commission. The aim was to create a pan-European platform to stimulate transnational technology transfer and promote innovation services.

Over the past five years the IRCs – working together in close co-operation – have been of assistance in over 12,500 technology transfer negotiations, and have helped more than 55,000 client companies to meet their technology needs and to exploit their research results.

IRC staff (a total of nearly 1,000) are experienced specialists with backgrounds in business, industry and research. To date, they have facilitated more than 1000 transnational transfers of technology – signed agreements for the sale, licensing, distribution or joint development of new technologies.

Today, 71 regional IRCs span 33 countries – 27 EU Member States, Iceland, Israel, Norway, Switzerland, Turkey and Chile.

Most IRCs are operated by consortia of qualified regional organisations such as Chambers of Commerce, Regional Development Agencies and university Technology Centres. Altogether, almost 220 partner organisations are involved, ensuring wide geographic coverage.

Esta red era de hecho una plataforma telemática con personas detrás que ofrecían un servicio de matching entre ofertas y demanadas de tecnología. Parece mentira que en 1995 se llevase a cabo un ambicioso proyecto transnacional como este, pero así fue. El secreto del éxito (o parte de él) fue que la comisión europea financiaba y controlaba la estructura de los nodos de la red, dejando libertad para la organización pero obligando a presentar planes de actuación y memorias, y orientado la financiación a objetivos cumplidos. La mayor parte de los nodos de la red IRC ya existían y se trataba de reforzar

Este es un componente recurrente en otras redes promovidas por la administración y que parece funcionar. A diferencia de las redes sociales que nacen por generación espontánea, las institucionales pueden acabar fácilmente en fracaso si los servicios que ofrecen no son de calidad, si no responden a una necesidad,  si no se consigue una masa crítica y si no existe un incentivo económico para su utilización.

2008006. TechTransfer e Innovación Abierta

Seguro que existe una traducción mejor de open innovation, pero nos entendemos. Juan Freire publicó en su blog nómada un interesante artículo comentando otro no menos interesante de Charles Leadbeater sobre dos modelos de innovación abierta: IN y OUT. (Abro paréntesis, no dejéis de pasear un rato por su web. Cierro paréntesis). No pretendo volverlos a comentar sino que me planteo cómo el entorno universitario y de investigación pública podría llegar a aplicarlos.

El primer modelo de innovación abierta, el IN, es al que parece que se apuntan todos los que se interesan por esta tendencia de open innovation, aunque como el propio concepto de innovación muchos son los llamados y pocos los elegidos. Incrementar las fuentes de ideas entre socios, clientes, competidores, proveedores,… todos son necesarios, pero sin cambiar el modelo de negocio. Es el crowdsourcing.

El segundo modelo, el OUT, es radicalmente diferente y utilizando una plataforma diferentes personas desarrollan un software o base de conocimiento común. El modelo de negocio cambia, y es el caso de Linux.

Pues bien, la transferencia de tecnología (o de conocimiento) desde el generador hasta el usuario que se realiza en nuestras universidades (licencia de propiedad intelectual, creación de empresa) encaja en alguno de los dos modelos?

Aunque esté muy visto para empezar analicemos el caso paradigmático de innocentive,

Founded in 2001, InnoCentive connects companies, academic institutions, public sector and non-profit organizations, all hungry for breakthrough innovation, with a global network of more than 145,000 of the world’s brightest minds on the world’s first Open Innovation Marketplace™.

These creative thinkers — engineers, scientists, inventors, and business people with expertise in life sciences, engineering, chemistry, math, computer science, and entrepreneurship — join the InnoCentive Solver™ community to solve some of the world’s toughest challenges.

Seeker™ organizations post their challenges on the InnoCentive web site, and offer registered Solvers significant financial awards for the best solutions. Seeker™ and Solver™ identities are kept completely confidential and secure, and InnoCentive manages the entire IP process.

Qué genial idea! Hasta ahora funcionaba así: Soy una empresa de cualquier tamaño. Detecto una necesidad de mercado con una cierta base tecnológica y (siguiendo los consejos de la anquilosada administración) me voy a las fuentes clásicas de conocimiento y tecnología (universidades, centros de investigación, centros tecnológicos…) y les pido una solución. La OTRI busca al grupo que mejor conoce la tecnología e intentan montar un proyecto de desarrollo. Este modelo no acaba de funcionar porque o bien falta masa crítica o cuando se tiene falta conocimiento del talento dentro de la universidad (5 personas no pueden conocer lo que hacen 2.000).

Aparecen entidades intermedias locales como por ejemplo kim_bcn que ya comenté aquí y otras más globales como puede ser la red de la fundación STEINBEIS pero nada parecido a lo que ofrece innocentive.

Y qué propone Innocentive? La empresa o fundacion filantrópica cuelga su necesidad y son (a junio 2008) 135.000 mentes pensantes registradas que te pueden ofrecer la solución seguramente a menor coste del que cobra la universidad/consultora… Todos ganan, y aparece un nuevo modelo de negocio de innovación abierta del tipo OUT. Y no estamos hablando de regalar la propiedad intelectual, en este caso está muy muy bien regulada.

Llegará un día en que las OTRIs dejarán de ejercer la función de Investigación por contrato y se dedicarán sólo a gestionar proyectos de I+D?

2008005. El secreto de Columbia University

Releyendo artículos del siempre interesante blog de Xavier Marcet he encontrado esta reflexión sobre los factores que hacen que una OTRI (oficinas de transferencia de resultados de la investigación en España) sea excelente. Menciona la experiencia que tuvo en la Columbia University (y traduzco):

“(…) que los que gestionan la transferencia de tecnología tengan una importante trayectoria empresarial. Y efectivamente, en Columbia la gente que lleva lo que serían en España las OTRI tienen un background empresarial de altísimo nivel. Los resultados son espectaculares.”

La oficina de licencias y creación de empresa de Columbia (Science and Technology Ventures) realiza las siguientes funciones:

The major activities of STV are:

  • Identifying and patenting or copyrighting new inventions
  • Interacting with industry to negotiate collaborative Sponsored Research Agreements (SRAs)
  • Advising industry of new inventions and negotiating license agreements
  • Apprising venture capital groups and other investors of new inventions and facilitating startup of new companies based on Columbia faculty research
  • Facilitating the Material Transfer Agreements (MTAs) that enable researchers to advance their work

Algunas de estas actividades se empiezan a realizar de manera sistemática (aqui está la dificultad) en universidades y centros de investigación de España (en el Programa Innova de la UPC sin ir más lejos), aunque no es sencillo establecer una estructura y procesos cuando la financiación de la plantilla es variable cada año y algunas veces hay que supeditar las actuaciones a las políticas o oportunidades de financiación externas.