2009019. Interfaces resonantes para la universidad

mems_pump_2He leído varias veces los posts de Juan Freire sobre la empresa como interfaz y se me ocurre aplicar estos conceptos a una de las organizaciones que conozco más a fondo, las universidades y sus estructuras de transferencia de conocimiento.

Las universidades, particularmente las de estudios técnicos, se han dotado en los últimos 20 años (desde la ley de ciencia de 1986) de diferentes estructuras de transferencia de conocimiento y tecnología hacia la sociedad, favoreciendo en particular la relación universidad-empresa. En un principio fueron las “otris”, oficinas especializadas en transferencia de resultados de investigación que se encargaban tanto de la relación universidad-empresa como de la gestión de proyectos de investigación.

Posteriormente aparecieron las unidades de apoyo a la creación de empresa y finalmente las de apoyo a la explotación de propiedad intelectual. Algunas estructuras cuentan también con fondos de capital semilla, parques científicos, unidades de mecenazgo, oficinas de doctorado, edificios de incubación de empresas y de proyectos…

La mayoría de universidades públicas (y algunas privadas) viven encorsetadas en unos marcos legales muy poco flexibles, el equivalente a una membrana poco o nada porosa siguiendo el símil de Juan Freire. Las OTRI han sido hasta hace poco las únicas válvulas de escape del incremento de la actividad de investigación, y muchas no han sido capaces de adaptarse al fenómeno de la creación de empresa o de valorización (por no decir nada de las posiciones ue tachan a la transferencia de prostitución de la universidad). A la membrana poco porosa se le han abierto vías de agua en forma de centros de investigación y tecnológicos con figura jurídica propia y empresas procedentes de la investigación. Algunos de estos productos de la investigación excelente se han creado con en consentimiento de la universidad y otros de espaldas a la misma.

El resultado es que tenemos un entorno de membrana rígida (universidad clásica), un cúmulo de instrumentos para favorecer la creación de satélites y numerosos satélites creados desde hace 20 años. La pregunta es: cómo podemos hacer que este conglomerado trabaje a la frecuencia de resonancia óptima creando el mayor números de satélites y que estos reviertan en la propia universidad sin descapitalizarla? Cuál sería el modelo del sistema? Cuál sería el factor de amortiguamiento (qué elementos frenan la creación de nuevas estructuras, sean empresas o centros de investigación)?

2008020. Holding Universidad

Estamos acostumbrados a leer sobre grupos empresariales en que a partir de un negocio inicial se van generando nuevas oportunidades de negocio por iniciativa propia o por absorción de otras que hacen conveniente la creación de otras estructuras empresariales con o sin ánimo de lucro como las fundaciones (estoy abierto a discutir esta definición). La integración, gestión del grupo como un todo coherente conservando la independencia de actuación de las partes es una de las disciplinas más difíciles de conseguir en el entorno empresarial, .

En los últimos años las universidades se están conviertiendo también en organizaciones en grupo, aunque no parece que más allá de la consolidación de resultados haya una estrategia como grupo. Este hecho aparece a partir de la constatación y consolidación de la segunda y tercera misión de la universidad, la investigación y la transferencia de resultados (retorno) a la sociedad y a la incapacidad de gestionarlas o impulsarlas correctamente con la estructura de gobierno y administrativa derivada de la primera (docencia).

En un principio la lógica dominante fue la de buscar una mayor agilidad de contratación, autonomía de gestión y participación de otras instituciones con un papel básicamente financiero. Son un ejemplo las estructuras decicadas a gestionar la formación contínua y la transferencia de tecnología. Alguna universidades mantuvieron estas funciones internamente y otras las externalizaron utilizando la figura jurídica de la fundación sin ánimo de lucro. En todo caso las universidades mantenían el control de estas estructuras. Es el caso de la Fundació Bosch i Gimpera de la UB  y  la Fundación IL3-UB.

Otro caso fue el de la creación de centros de investigación o tecnológicos. El profesorado investigador de renombre tenía serias limitaciones de espacio, de contratación de personal y de agilidad administrativa en la gestión de proyectos. La investigación de la universidad (o el número de investigadores) está supeditada a la docencia de manera que si no crece el número de alumnps no crece la plantilla de investigación. Algunos de estos investigadores (hombres en su mayoría) apostaron por crear centros de investigación de gestión poco burocratizada, con personal a cargo de proyectos de investigación. En el patronato de estos centros participaba la universidad pero ya no tenía la mayoría sino que la compartía con la administración pública (autonómica o estatal, y en algunos casos municipal). Estos centros en algunos casos se han desarrollado extraordinariamente, y las universidades pueden considerarlos como amenazas de descapitalización o como oportunidades de promoción y crecimiento. En este caso podemos mencionar al prestigioso instituto de ciencias fotónicas ICFO liderado por Lluís Torner, investigador de la UPC.

Una tercera tipología de entidades en las que la universidad tiene participación son las empresas con origen en la investigación, las spin-off. Hasta hace poco la universidad podía participar o no del capital de las mismas en función de la voluntad del Rector y del grado de implicación del investigador y de la investigación universitaria en la empresa ya que la legislación era algo ambigua. Con la ley de universidades actualmente vigente se abren nuevas oportunidades para el personal investigador (excedencias, consejo de admnistración,…) pero también las universidades participarán en mayor medida en las spin-off de manera que la cartera de participadas de las universidades crecerá con las necesidades de gestión que ello conlleva.

Una cuarta variante sería el caso en que una administración impulsa la creación de un centro tecnológico en que participa una o más universidades, la propia administración pública y -como requisito para acceder a la financiación pública para centros tecnológicos-  la empresa privada que en este caso debe ostentar la mayoría. Sería el caso del centro tecnológico Barcelona Media.

Y finalmente una quinta variante es la que conforma la participación de la universidad en parques científicos y tecnológicos, donde siguiendo el esquema anteriorla universidad acostumbra a tener voz en los órganos de decisión pero no es la única. Estos parques científicos concentran (o deberían concentrar) las spin-off mencionadas, departamentos de I+D de grandes empresas, otras empresas de base tecnológica, laboratorios de la propia universidad, centros de investigación, centros tecnológicos y espacios para prestar servicios de innovación como incubadoras o servicios tecnológicos comunes. Sería el caso del Parc Científic de Barcelona.

Podríamos incorporar nuevas categorías pero en todo caso es suficiente para ilustrar cómo ha crecido la “cartera de participadas” de la universidad. La gestión de las mismas no es simple. Cómo debe actuar la universidad para alinear los intereses de cada una de las “empresas” del grupo con las suyas propias? Algún lector o lectora se reconoce en este escenario? Algún grupo de investigación interesado en organizar un proyecto con objeto de establecer una metodología o al menos unas buenas prácticas?

2008013. Más sobre TT, los impuestos y la propiedad de IPR

Leo en USA Today una interesante entrevista a CEO Rich Templeton de Texas Instruments sobre la tranferencia de tecnología y cómo esta empresa colabora con la universidad, así como algunas opiniones sobre China, India, etc… Destaco este párrafo:

Q: When universities make a lot of money licensing patents, isn’t there a danger that they will focus only on blockbuster ideas with commercial applications at the expense of fundamental research that produces no revenue?

A: A greater loss would be the competitive advantage we have in this country, great research universities. I really don’t think this is an issue. Universities tend to be pretty independent. Go spend time at a roundtable with researchers, Ph.D.s and Ph.D. students. These are pretty independent-minded people, to say the least. It’s not commercially driven, at least not what I’ve seen. That creativity and independence is strong and healthy.

aunque no estoy muy convencido de que esta evolución sea la que observo en España. De hecho, el motivo de este posts no es la entrevista en sí sino los comentarios a la misma. Me resulta interesante destacar el siguiente:

xcon wrote: 5/19/2008 3:56:37 PM

Citizen Anon wrote is right on the money;

‘ This is just another way corporations, large foreigner owned or controlled businesses (which “american” companies are not these days) are simply funnelling tax payer dollars into their individual wallets. They pitch this propaganda to the American public and give some stipend snifle back to appease us, while they walk away with the huge majority of wealth… the public should benefit from innovation that they largely fund. Patents owned by universities that receieve tax dollars should be patents owned by the people that truly paid for them. “Commercializing” so that only these big corporations benefit is just theft in so many degrees.” yup, ANYTHING developed from these ‘relationships’ should be available as public knowledge for ALL to use. no patent rights in any form.

Creo que no hemos llegado todavía a estos niveles de exigencia a las universidades, de momento el objetivo es comercializar tecnología algo que todavía está por ver. La existencia de un primer ‘pelotazo’ mal gestionado por parte de alguna universidad (en que la empresa se lleve la mayor parte del beneficio generado a partir de impuestos de los ciudadanos) puede dinamizar este proceso.
Está claro que las universidades (públicas) no pueden o no deberían ‘regalar’ la tecnología a coste cero porque estarían cometiendo una ilegalidad favoreciendo una empresa con el dinero público sin contrapartidas. Es más, si por encima de cierto valor de licitación de servicios hay que hacer publicidad y concurso público, por qué no se tiene que hacer para ceder una patente? Entiendo que el caso de la licencia es diferente, pero la cesión de una propiedad de la administración debería buscar al mejor postor, y en estos momentos se cede o licencia a la spin-off que la ha generado.

En todo caso no dudo que la tendencia marcada por esta respuesta al artículo llegará más pronto que tarde a nuestros países donde la TT está en desarrollo todavía.

Y hablando de ‘abrir’ patentes, si bien las universidades podrían hacer algo al respecto, son las empresas las que han decidido impulsar iniciativas de abrir las patentes como esta de Intel y otros para favorecer el desarrollo de WIMAX, o esta de openinventionnetwork para el software libre en la que participan la mayor parte de grandes empresas de IT.

2008005. El secreto de Columbia University

Releyendo artículos del siempre interesante blog de Xavier Marcet he encontrado esta reflexión sobre los factores que hacen que una OTRI (oficinas de transferencia de resultados de la investigación en España) sea excelente. Menciona la experiencia que tuvo en la Columbia University (y traduzco):

“(…) que los que gestionan la transferencia de tecnología tengan una importante trayectoria empresarial. Y efectivamente, en Columbia la gente que lleva lo que serían en España las OTRI tienen un background empresarial de altísimo nivel. Los resultados son espectaculares.”

La oficina de licencias y creación de empresa de Columbia (Science and Technology Ventures) realiza las siguientes funciones:

The major activities of STV are:

  • Identifying and patenting or copyrighting new inventions
  • Interacting with industry to negotiate collaborative Sponsored Research Agreements (SRAs)
  • Advising industry of new inventions and negotiating license agreements
  • Apprising venture capital groups and other investors of new inventions and facilitating startup of new companies based on Columbia faculty research
  • Facilitating the Material Transfer Agreements (MTAs) that enable researchers to advance their work

Algunas de estas actividades se empiezan a realizar de manera sistemática (aqui está la dificultad) en universidades y centros de investigación de España (en el Programa Innova de la UPC sin ir más lejos), aunque no es sencillo establecer una estructura y procesos cuando la financiación de la plantilla es variable cada año y algunas veces hay que supeditar las actuaciones a las políticas o oportunidades de financiación externas.

2008002. AUTM – Asociación TT americana

Uno de los actores de la TT son los profesionales que se dedican y las asociaciones que los defienden y promueven. Como ejemplo analizaremos en los posts siguientes algunos casos, hoy le toca a la americana.

AUTM es la asociación americana de profesionales de TT.

Welcome to AUTM, a living, dynamic, global network of more than 3,500 technology transfer professionals who work in academic, research, government, legal and commercial settings. AUTM is dedicated to promoting and supporting technology transfer through education, advocacy, networking and communication.

Entre otras cosas que no tenemos por estos lares es una bolsa de trabajo de profesionales de TT. La bolsa de trabajo de AUTM es completa, y los perfiles que ofrece entre otros son:

  • Technology Transfer Specialist
  • Assistant/Associate Director of Business Development
  • Technology Commercialization and Liaison Officer for Physical Sciences
  • Patent Counsel
  • Patent Agent
  • Technology Management Advisor
  • IP Attorney
  • Licensing Assistant in Life Sciences
  • Technology Transfer Fellow
  • Business Development
  • Senior Manager – Technology Licensing
  • Manager Technology Licensing
  • Senior Licensing Associate (28UC0721)
  • Director, Division of Technology Development & Transfer
  • Director, Intellectual Property Management Office
  • Associate Director, Office of Sponsored Programs
  • Licensing Associate
  • Technology Licensing Associate
  • Finance Manager

En las instituciones más variadas. Vemos en todo caso que el concepto de TT está claro, no es gestión de proyectos de I+D (existen otras unidades para ello) y que la licencia y la propiedad intelectual juegan un papel relevante en estas oficinas. Unas 50 ofertas entre enero y abril de 2008.

Technology transfer is a term used to describe a formal transfer of rights to use and commercialize new discoveries and innovations resulting from scientific research to another party. Universities typically transfer technology through protecting (using patents and copyrights), then licensing new innovations. The major steps in this process include the disclosure of innovations, patenting the innovation concurrent with publication of scientific research and licensing the rights to innovations to industry for commercial development.

Poco a poco en España vamos disociando (en este punto insistiré habitualmente) el contrato/servicio de I+D de la cesión o licencia de tecnología. Una cosa es desarrollar un producto -habitualmente la empresa paga el sueldo de una persona (becario…) – y la otra es ceder el conocimiento acumulado durante mucho tiempo por el grupo de investigación con aportación de la universidad. Pero el investigador prefiere en muchos casos que le paguen para continuar con la investigación a un futuro ingreso por royalties (regalías). Sobre este punto volveremos…

2008001. Escuela de transferencia tecnológica

Uno de los proyectos que tengo en la cabeza es la Escuela de Transferencia de Tecnología. Como he comentado en otros posts la formación en esta disciplina es escasa, y siempre no reglada. Es la experiencia la que permite avanzar, y el salto de institución a institución. En eso estoy.

En España existen las OTRIs (Oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación) vinculadas a centros de investigación (universidades, institutos, hospitales, CSIC…) que se encargan de gestionar proyectos de investigación y (en algunos casos) explotar tecnología. En el caso de la UPC la OTRI es el Centre de Transferencia de Tecnologia, CTT, aunque existe el Programa Innova, unidad de la UPC que nació al margen del CTT cuando nadie hablaba de valoración ni creación de empresa. Esta situación se repite en algunas universidades entre la oficina ‘OTRI’ y la oficina ‘Creación de Empresa’, aunque poco a poco las aguas vuelvan a su cauce con soluciones más o menos imaginativas.

RedOTRI es la red de Oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) de las universidades españolas cuya misión es potenciar y difundir el papel de las universidades como elementos esencuiales dentros de sistema nacional de innovación.

Estas OTRIs se articulan en red y organizan entre otras actuaciones anualmente un encuentro para relacionarse y para formarse. El próximo encuentro será en Palma de Mallorca, los días 12 y 13 de junio.

Y paradójicamente aunque se organicen en red no trabajan en red salvo algunas excepciones.  Esta es una de las características de la Transferencia de Tecnología en España. Pocas son las personas formadas en el ámbito de la gestió de proyectos de I+D, y menos en explotación, lo que genera un trasvase entre diferentes entidades de manera que llegamos a la situación de pequeño mundo.